dimarts, 2 de juny de 2009

El vuelo del soñador




Siempre le habían dicho que el mundo de los sueños era infinito, que en él no había límites y podías hasta volar. Le gustaba la idea de volar, así que antes de meterse en la cama, buscó por los cajones y se puso su nuevo pijama azul con capa roja y una gran S en el pecho. Buenas noches.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada