dilluns, 8 de juny de 2009

Denuncia por robo


Abrió el cajón y no había nada, así que rebuscó por toda la casa. Nada, no estaba, pero no podía haberlo perdido. Se fue directo a comisaría y, allí, como es habitual hizo una denúncia por robo. Cuando el policía preguntó qué había sido sustraído de la casa, quedó atónito. No se habían llevado dinero ni objetos de alto valor económico. "Señor agente, lo tenía guardado en el cajón, ¡me han robado el corazón¡"

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada