dissabte, 30 de maig de 2009

Regalo mentiroso



"Ahora, a deshora, quito el polvo a mi pluma. Creí que era un sueño, pero aquí estoy escribiendo al fin el regalo que te debo, esta vez sin tequieros ni hastanuncas". Levantó la pluma del papel, todo lo escrito otra vez dejaba de existir. Como castigo de mentiras, enloquece a cada nueva palabra.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada